HISTORIA DE FOCUSING CENTRO

Es la historia de un sueño y de un propósito que comienza…

… hace algo más de 20 años, cuando conocí Focusing de la mano de Carlos Alemany en el marco del máster en psicoterapia que organizaba la Universidad Pontificia Comillas.

“Eso” que al principio no sabía bien lo que era, supuso un antes y un después en mi trayectoria vital gracias a esa metodología tan delicada de Eugene Gendlin, profunda y transformadora a la vez.

Lo que me llevó a querer ahondar en Focusing fue, además de su aparente sencillez, sus bases filosóficas y experienciales, así como las actitudes terapéuticas que compartía con el Enfoque centrado en la Persona de Carl Rogers. Fue de este modo que quise experimentar en mí misma un trabajo personal de desarrollo y terapéutico, si aplicaban esa metodología personas expertas.

Constatar la eficacia de esta metodología, su eficacia y la capacidad de desbloquear temas pendientes en la vida y evitar nuevos conflictos, me llevaron a querer formarme más, a saber más, a conocer más gente que estuviera implicada en ese mundo y con esa filosofía.

Asistí a encuentros internacionales en los que pude conocer a grandes personas de la historia del Focusing, incluyendo a Eugene Gendlin y a Mary Hendricks.

Focusing me ayudó a nivel personal mucho más que cualquier otra escuela psicoterapéutica de las que conocía. Me sentí una privilegiada porque algo tan poco conocido entonces llegara a mi vida. De  esa parte agradecida surgió el deseo de compartir, de difundir, de formar a personas que lo pudieran llevar a otras.

La creación de la Asociación Española de Focusing, de la que fui partícipe junto a entrañables amigos y prestigiosos profesionales, significó un avance muy importante en el desarrollo de esta metodología en España. El trabajo comprometido con la calidad de la formación en Focusing, que se desarrolló en los años de trabajo de la Junta Directiva en los que fui vicepresidenta, han sentado ampliamente las bases para el crecimiento de Focusing en todos los estados autonómicos de nuestra geografía.

Siempre había sido mi deseo que se pudiera aprender Focusing en muchos lugares, que se expandiera lo más posible, pero sin perder ni un ápice de la esencia y la profundidad del enfoque corporal.  A lo largo de estos años también he conocido personas de diferentes ámbitos profesionales que se han beneficiado de la integración de Focusing en su labor diaria.

Ya no es sólo la psicoterapia el lugar donde se aplica Focusing como en los inicios de su creación, sino en campos como la sanidad o la docencia en los que su integración está resultando muy beneficiosa.

Y por fin, hace cuatro años, me decidí a impulsar un proyecto en el que pudiera crecer Focusing, fundamentalmente en Madrid, en el que se recogieran mis años de experiencia y pudiéramos compartir la misma visión de crear un espacio, una forma de hacer compatible la difusión de Focusing con la calidad y cuidado en la formación que merece.

Muchas personas han participado en esos primeros pasos y de ellas he aprendido mucho. Sé que su contribución ha sido muy importante y a todas ellas les quiero agradecer su colaboración.

Esos primeros intentos que constituyeron Focusing Centro han permitido llegar a construir de una forma más profunda y comprometida lo que es hoy la Asociación Focusing Centro. Somos una entidad reconocida que tiene unos objetivos y unos valores definidos claramente y que están reflejados en nuestros estatutos.

Cuento con el entusiasmo, los conocimientos y amplia experiencia profesional y personal de Macarena López Anadón como cofundadora conmigo de este proyecto. Cuento también con la veteranía, la experiencia y la solidez de Miguel Udaondo que nos aporta sus conocimientos y su pleno convencimiento en la capacidad de la persona de encontrar en su interior los recursos necesarios para su desarrollo. Gracias a los dos.

Cuento también con otras personas que en este tiempo nos han dado apoyo, nos han regalado generosamente su tiempo y sus conocimientos. Personas que nos han animado a seguir en momentos en que las cosas se veían más difíciles o surgían complicaciones imprevistas… Grandes personas que han confiado en el proyecto y a las que siempre estaremos agradecidas.

Mención especial merece Virginia Sánchez León, que desde el principio nos ha dado  su apoyo incondicional y sus aportaciones desinteresadas de todo tipo: ilusionantes, profesionales, técnicas y de análisis. Gracias Virginia por tu trabajo, tu tiempo y tu ilusión.

Nuestra misión sigue siendo ofrecer una formación en Focusing de calidad que permita un seguimiento personalizado a la trayectoria de cada persona. Queremos facilitar el acceso a la mayor variedad de aplicaciones de Focusing para el desarrollo holístico y personal de cada necesidad.

A partir de septiembre, nuestra sede será Espacio 136. Un lugar donde Focusing está presente; un lugar de sinergia, de encuentro y de desarrollo que comparte los mismos valores humanos. Queremos dar las gracias al equipo directivo porque la Asociación Focusing Centro forme parte de ese proyecto tan ilusionante.

Estamos abiertos a que colaboréis con vuestras aportaciones. Cada cual con las que quiera o las que puedan.  Todo estará bien y es bienvenido.

Ahora somos más…  ahora sabemos más,  ahora tenemos más  y ahora vamos a compartir mucho más. ¿Te animas a participar?

Isabel y Macarena

La Asociación Focusing Centro colabora con: